“ELLA… LA HIPOCRESíA”

“ELLA LA HIPOCRESÍA”

Podría embellecer o manipular cualquier acto aquí, dentro de estas páginas. Pero que seria de mi, si mi relato no fuera el que debe ser y solo fuera el que se pretende. Si estas confesiones estuvieran acompañadas de ese infiltrado de sonrisa inventada que duda en saludarnos apartando la mirada, extendiendo una mano floja para un saludo flácido que ni siquiera espera ser correspondido ni devuelto. Todo este universo desaparecería solo con que se presentara una décima de segundo.

Si, hablo de ella… La hipocresía. Esa pobre desgraciada que se esconde en un bosque sin árboles, creyéndose oculta. Esa rastrera que intenta vestir a la conciencia con un disfraz que nunca encaja ni coincide y que jamas lo hará. Que seria de mi si no condenara a mi propia hipocresía en primer lugar. Aun así, la funcionalidad cerebral humana contiene la hipocresía de por si, como contiene memoria o capacidad de aprendizaje y es imposible escapar de ella del todo. Viaja con nosotros en todo momento, cual luces del cartel de un 24h o las urgencias de un hospital. Solo la vencerás cada vez que luches con ella, después volverá a estar intacta como si no te hubiera conocido. Todas las veces que consigas esquivarla y arrebatarle un pedazo, imponiéndole tu verdad y honestidad, ya son dignas de elogio. Aun así siempre me recuerdo; ella no descansa ni descansara.

Pero mi lado sincero… tampoco duerme.

Por Ander Garcia Martinez

flowers-677371_640

 

 

Share Button
  • VISITAR MI PERFIL PROFESIONAL