Al otro lado

Al otro lado

     Las páginas me seducen con su mirada vacía y llena de vértigo. Un vértigo que viene desde el otro lado. ¿Como llega aquello que no se ve y ni siquiera se detecta?. Algo que todavía no existe se acerca abriéndose paso hacia ti. La fe crece tanto, que para cuando te das cuenta, lo imposiblemente lejano, de pronto  cosquillea las cuerdas del instrumento sin forma que llevamos dentro. Y de pronto empieza a sonar ese instrumento, ese sonido de tacto ensordecido. Algo como si alguien llamara a la puerta pero en frente no hubiera nadie, porque ya esta dentro. Una imagen envuelve tu mente, tan pasajera como trascendente. Capaz de abrir de par en par la retina del mundo, iluminando un enorme iris en medio de la esfera. El espíritu se palpa como la tierra entre las manos. Lo invisible se sorprende al dejarse ver con una nueva figura resplandeciente. Sorpresas a punto de nacer, se repiten una y otra vez. Los antiguos conceptos visten una nueva vestimenta bordada con hilos de luz, mudando la antigua piel, que irremediablemente también  será mudada, volviendo a sorprender. Déjate atar por los cabos sueltos. Déjate inundar por la bocanada de un placer desconocido. Déjate llevar por la lógica inconsciente que te lleva al otro lado. Ese que nunca creíste llegar al pisarlo. Todo es amplio y solitario, nada se alcanza a entender del todo.

al otro lado

     No hay linea en el horizonte, solo mas mar. Olas por encima de las nubes. Nubes en cajitas de muñecas. El aire que corre sopla de una forma extraña, mas espeso y suave, es algo pero no es aire. Nada ocurre y sucede solo se adivina y se intuye. Miradas de algodón de azúcar te rodean. Todas bañadas en dulzor fascinante. Sensaciones locamente cuerdas intentan engañarte con la verdad. Nada se mueve, todo se eleva. Nada es lo que parece. Solo es, sin parecerse a nada. Todo cambia siendo el mismo. Todo revés está en su lugar. El olfato es tacto, la vista pensamiento, la imagen es sonido moldeable dibujándote la esencia del secreto inalcanzable. Todo es tan infinito que no cabe. Tan sutil, Tan maravilloso. Me gustaría quedarme para siempre, no estar nunca en otro lado. Pero el régimen de visitas se acaba y soy expulsado al exterior. Sufro el imprescindible despido. Y menos mal, porque sino… no podría contarte lo que he visto.

Por Ander García Martinez

al otro lado

Share Button

Volátil

Volátil

Explota el termo, lineas de infarto, algo de mi por las paredes de tu cuarto

  arrancándole trozos subliminares al aire, quitándole el antifaz a “nadie”

para llevarte lejos, muy lejos, donde el pez se muerde la cabeza 

un viaje tan eterno como frágil…

Volátil

Hay tanto amor aquí, que podría besar todas las bocas del mundo a la vez

 tocar la luz, moldear los pensamientos que pronto llegarán

 ver con tus ojos, flotar con tus emociones

Que pequeño se queda el mundo cuando se siente 

cuando mis manos atraviesan las grietas de la nada hasta lo que creo que eres tu

Que grande es lo insignificante cuando el tiempo te ama

Desnúdate sin miedo ante el elixir, todo es tan especial aquí

Hoy por ti, mañana por ti

Siente el poder sin límite de los sueños apoderándose de la realidad que no existe

Tintineo de duendes volviendo a la vida

Sueños desencadenados escapando de la huida

Mi reflejo saliendo del espejo para llevarte de la mano al otro lado del final

Que mas puedo pedir!

Cuando veo la tierra prometida al fondo pronunciando mi nombre

No puedo pedir mas!

Cuando mi cuerpo desaparecerá, volátil, pero mi alma seguirá…

entre estas palabras de papel inmortal.

Por Ander García Martinez

spirit-751277_1280

Share Button

Sería un placer conocerte…

Conozco…

la derrota invencíble

la quimera creíble

lo increíble que vive dentro de lo conocido

el retorno de lo que pudo ser

el impacto en la cara de una magia palpable

profundidades sobre la superficie

locuras llenas de sentido vibrante

hilos de luz bordando pensamientos

muñecas suplicando a gritos tener vida

nubes que odian el azul

farolas que se aburrieron de volar

el aroma de la honestidad

conozco el verdadero nombre del amor

el ultimo vestido blanco de la muerte

las voces que vuelven a la boca

el pasado moldeable

los pecados de un mar que calla

y sin embargo

lo confieso

sería un placer conocerte…

normalidad

Por Ander García Martinez

library-425730_1280

Share Button

“Aire de Jazz”

“Aire de Jazz”

No quiero ser nada… solo hacerte sentir aquello que no se alcanza a entender, enseñarte los nuevos rasgos de un amor que esta por nacer. Escribir con las palabras que desaparecen para dar sentido a la locura de esta búsqueda donde nada se ve. Viajes sin equipaje partiendo de la verdad hacia un paraíso sincero. Mi estrella es la soledad, ella me guía para no confundirme con las demás y tengo que cruzar el universo entero. Allí todo va deprisa, todo va despacio, todo por una sonrisa que desmorona tu palacio. Los periódicos en blanco ya nada es noticia, si se venden y se alquilan las maravillas de Alicia. No tengo sueños de mármol, mis rosas son negras con hojas de cristal y tallos de oro que se iluminan en tu mano, cuando las huelo puedo pisar la alfombra de lo lejano. Nací esquivando la lluvia para enseñarte a no mojarte, enséñame tu lluvia quiero beber y empaparme, mientras corro hacia el infierno perseguido por mi destino, dispuesto a quemarme para sentirte en los labios como el vino, como tu blusa de seda fina, volar como el sonido de un vinilo sobre campos de trigo que te rozan el ombligo. Yo solo soy un condenado a soñar apoyado en la noche. Y me despertare mañana con dos soles en el cielo y una luna que se apaga. Hablando con las farolas que tengan algo que contarme, metiéndome en los espejos para ver lo que ven y deslumbrarme. No por eso vuelo, soy el espacio donde se levita. Me extiendo como pintura fresca que se desliza y se esparce por el lienzo consciente de su idílico cometido y belleza infinita. Un cometido astral coloreando tu mirada llenando el aire de sentido, un astro sin nauta, una libertad estricta, la calma de la prisa, el miedo del valor, lagrimas que se pierden en la brisa, el sueño indomable de amar que siempre seguirá soñando contigo por que amar… es no dejar de soñar… soñar con no ser nada, un instante perdido aire de jazz, solo… para verte brillar una vez mas.

                                                     Por “Ander Garcia Martínez”

gulls-661855_640

 

 

Share Button