El tiempo

A parte de su utilidad para medir, el tiempo lo inventó el hombre por miedo a no saber dónde estaba, en qué momento se encontraba, por miedo a la desorientación. Y desde entonces nos tortura… pensando en lo que te queda de vida, ¡mierda! un cumpleaños más, un año menos, todavía me queda una eternidad para salir de trabajar, voy a llegar tarde, mira qué arrugas cómo pasa el tiempo. Y desde entonces nos tortura. La invención con el miedo cómo premisa siempre tiene muchos puntos desfavorables, por eso cuando te lo pasas bien, es cuando menos te acuerdas de él.

Por Ander García Martinez

Share Button
  • VISITAR MI PERFIL PROFESIONAL