“Aire de Jazz”

“Aire de Jazz”

No quiero ser nada… solo hacerte sentir aquello que no se alcanza a entender, enseñarte los nuevos rasgos de un amor que esta por nacer. Escribir con las palabras que desaparecen para dar sentido a la locura de esta búsqueda donde nada se ve. Viajes sin equipaje partiendo de la verdad hacia un paraíso sincero. Mi estrella es la soledad, ella me guía para no confundirme con las demás y tengo que cruzar el universo entero. Allí todo va deprisa, todo va despacio, todo por una sonrisa que desmorona tu palacio. Los periódicos en blanco ya nada es noticia, si se venden y se alquilan las maravillas de Alicia. No tengo sueños de mármol, mis rosas son negras con hojas de cristal y tallos de oro que se iluminan en tu mano, cuando las huelo puedo pisar la alfombra de lo lejano. Nací esquivando la lluvia para enseñarte a no mojarte, enséñame tu lluvia quiero beber y empaparme, mientras corro hacia el infierno perseguido por mi destino, dispuesto a quemarme para sentirte en los labios como el vino, como tu blusa de seda fina, volar como el sonido de un vinilo sobre campos de trigo que te rozan el ombligo. Yo solo soy un condenado a soñar apoyado en la noche. Y me despertare mañana con dos soles en el cielo y una luna que se apaga. Hablando con las farolas que tengan algo que contarme, metiéndome en los espejos para ver lo que ven y deslumbrarme. No por eso vuelo, soy el espacio donde se levita. Me extiendo como pintura fresca que se desliza y se esparce por el lienzo consciente de su idílico cometido y belleza infinita. Un cometido astral coloreando tu mirada llenando el aire de sentido, un astro sin nauta, una libertad estricta, la calma de la prisa, el miedo del valor, lagrimas que se pierden en la brisa, el sueño indomable de amar que siempre seguirá soñando contigo por que amar… es no dejar de soñar… soñar con no ser nada, un instante perdido aire de jazz, solo… para verte brillar una vez mas.

                                                     Por “Ander Garcia Martínez”

gulls-661855_640

 

 

Share Button

Allí…

Allí…

Me siento tan lejos de todo, pero tan cerca…. Me quedaría siempre en mi y me quema tanto por dentro  saber que de mi no se puede salir. Que solo me queda buscar en la trastienda de mi alma desordenada  para encontrar las palabras escondidas que dan sentido a estar aquí. Cuando aparecen; solo entonces puedo viajar a través de ti, buscando la formas de tocarte sin tocar. Respira el resplandor un beso interior  euforia en llamas arrancándose la ropa. Estoy en el aire que respiras por la boca. Me deslizo por tus lágrimas en cada gota. Me dilato con tus labios en cada explaye de feliz instante que galopa libre en campo abierto. Este es mi destino; Empujar las puertas de tus fantasías para que nunca se cierren. Para llevarte a un lugar diferente donde el sol brilla de noche y las olas vuelven por donde han venido. Donde las flores no mueren y la magia corretea despreocupada por si creen en ella. Pájaros volando hacia atrás, una montaña partida en dos, un milagro a destiempo, se para el tiempo y el fuego, llamas estáticas en el aire, quietas e inmóviles te contemplan. Un lugar donde las piedras tienen pulso y los dibujos adquieren nuevos movimientos según la luz que les de. Un reino, allá donde se dio el primer beso, puro nítido y exuberante que dio comienzo a los demás.

Interminable guardia, constante imaginaria asustando a los fantasmas que rodean tu silencio. Tengo asumido mi papel, mas bien lo que soy fuera de el; Cruzar la vida navegando sin remos ni timonel, sin barco, sin mar. Cruzar los desiertos de azúcar donde las sirenas han aprendido a volar. Nací para llevarte a las orillas desconocidas de una tierra prometida que flota sin rumbo, sueño inquieto enigma sin explorar virgen y único como el relieve de las nubes. Donde se divisan los nuevos amaneceres de una esperanza renovada que acaba de llegar. Donde la luz es fiel bañando de brillo todo el horizonte infinito. Donde la vida luce transformada en emoción constante y los colores de fantasía dibujan nuevos cielos de placer.

Yo nunca llegare allí, allí…te esperara mi amor…mas allá de la ultima estrella del universo…en tu interior.

                                                         Por Ander Garcia Martinez

A1

Dedicado a “Baby&Travel” por tu valor y coraje persiguiendo lo que la mente dibuja.

Share Button

SOY…

                                                                                       SOY

            Un saludo a la grada desde la banda…fuera del campo, Barcelona curte pero agranda. Con una mano sacude con la otra cura y engalana. Tengo los ojos brillantes inmersos en sueños enormes, vivo en el asfalto pero floto por la alhámbra. Las paginas en blanco me secuestran, el sultán de las letras me invita a su fiesta, el amor se manifiesta. Viajo a tu interior para inyectar palabras con néctar, retázos de amapola selecta, trazos de color rubí en los rosáceos de una escritura esbelta. Un lunar entre pecas, la gota dorada de un diluvio, la suerte dentro del infortunio, una tormenta de junio lloviznando mercurio. Soy… la oveja entre pelícanos, un ramadán sin ayuno, el bulto entre planicies. Un girasol en el mar, los ojos que ven en la oscuridad, una escultura hermosa levitando, el peso de la gravedad orbitando, unos labios tersos besando el aire quieto. Un reloj sin tiempo esperando el momento preciso si es que lo hay, un soneto enmudecido que lo dice todo, una nota flotando deseando conocer un instrumento. Soy… la nieve cayendo sobre el sol, una autopista de algodón que te lleva a un sueño despertino, la normalidad con una postura natural diferente. Soy la muerte del dinero el rescate del amor. El libro sabio que nunca fue leído, una frase perdida herencia del mundo, un globo de helio viajando al centro de la tierra. Soy polvo de nácar y brillo escarlata.
La veleta inquieta que se movía sin el viento y con el viento se quedaba quieta. Soy tu, soy yo, no soy nadie… y soy todo lo que quieras que sea.

                                                                         Por Ander Garcia Martinez

reloj
Share Button

ME SIENTO NADA Y AIRE… ME SIENTO.

Me siento nada y aire… me siento.
Enamorado del complejo ejercicio del destape del ánima.
Prisionero de la página.
Adicto a la impresión.
Cautivo de lo interior.
Fugitivo del verbo cotidiano, gastado por el uso.
Testigo de la palabra que todavía esta por nacer.
Guardián de las lineas que dictan el nuevo pasaje.
Portador de la luz y las sombras que revelan lo inexplicable.
Miembro de la hermandad sentimental de la emoción.
Amante del amor invidente.
Cazador de recuerdos, pasajero de la imaginación.

 

Por Ander García Martinez

A logo

 

Share Button
  • VISITAR MI PERFIL PROFESIONAL