La música

Las delgadas lineas. Me encanta la música. Su poder de hacerte flotar entre el sonido, de llevarte a lugares donde nunca habías estado. De abrir ventanas dejando entrar una brisa con aroma a ropa limpia en tu interior. Pero cuidado… Hay líneas tan finas como invisibles que separan dos mundos muy distintos. Sabes esas personas que van todo el día con unos cascos de música por la calle. Que llegan a casa, se meten en su cuarto y lo primero que hacen es poner la música a todo volumen. Que la música, sea cual sea, les acompaña doce horas al día como si no pudieran vivir sin ella. Mi querido amigo, la música es para disfrutar de ella, no para dejar de escucharte. Y cuando te escuchas… perdona… parece que suena una dulce melodía… ¿la oyes?

 

Por Ander Garcia Martinez

 

 

Share Button

La flor

Todo el mundo tiene derecho a publicar lo que le plazca. A veces se crea y se publica para el público y a veces para la intimidad de uno mismo. Pero… no hay nada peor que aquél que se hace llamar escritor y que publica su libro solo para aliviar su ego y que los demás sean testigos de ello. Olvidándose de que al otro lado siempre hay alguien que necesita que le aporten. Que le den algo. Que le hagan volar escapando de la realidad entre las páginas. Imagino que cuando este tipo de “escritores” reciben su libro en físico, se pondrán muy contentos al ver su sueño cumplido y lo pondrán en el lado más visible de su estantería, a pesar de que cuando las visitas que reciba le pregunten por él, no sepa muy bien que contestar, hablando entre dientes y mirando al suelo.  Mi más sincera enhorabuena. Ya tiene usted una flor… de plástico.

Por Ander García Martinez

 

 

Share Button

Dale a “me gusta” ¡corre!

Estaba revisando los avisos del marcador de “likes” y visitas, y de pronto, me encuentro con que un seguidor desconocido había clicado “me gusta” en veinte de mis entradas. Pensé… qué entusiasmo. Pero si usted, el que está detrás de este gesto múltiple, está ahora leyendo esta entrada, que lo dudo. Lamento decirle que todo su esfuerzo es absolutamente en vano, ya que esta plataforma, este mundo interactivo, de cara a quienes lo han creado puede que usted sea un gran adepto. Pero si nos referimos a usted personalmente, es una lástima comunicarle que teniendo la oportunidad, de enriquecerse, documentarse, conocer, sentir, aprender, emocionarse y disfrutar entre un sin fin de sentimientos más, usted está consiguiendo con su táctica desesperada un resultado igual o mayor a lo que encuentre después de esta última palabra.

Share Button